Seamos sinceros, adelgazar nunca es fácil... pero si pones un poco de tu parte, yo puedo ayudarte a lograrlo. Me llamo Irma, soy técnico superior en dietética y nutrición y voy a darte algunos consejos que te harán el camino más fácil. Bienvenido.

jueves, 6 de octubre de 2011

ACTIVA TU METABOLISMO


El metabolismo son todas las reacciones que tienen lugar en nuestro organismo para convertir el alimento en energía. El proceso metabólico tienen lugar en nuestros músculos y órganos y el resultado es lo que conocemos por “quemar calorías”. La tasa metabólica de una persona es la velocidad a la que se produce todo este proceso.Si consumes más calorías de las que tu cuerpo gasta, el resultado serán kilos de más. Sin embargo, si comes de forma coherente y consigues que tu metabolismo consuma la energía que va recibiendo, no sólo no engordarás sino que conseguirás adelgazar.

Si eres de las que crees que te engorda hasta el aire que respiras, tal vez lo único que te pasa es que tu metabolismo es lento, lo cual es muy habitual si eres una aficionada de las dietas estrictas pasando hambre sin que tu váscula no baje.
La verdad es que es bastante frecuente, nos pasa a muchas chicas. Si tu metabolismo “trabaja” lento es muy difícil perder peso. Pero lo bueno es que con los consejos y trucos adecuados, puedes activar tu metabolismo!!

Para empezar a tu cuerpo debes darle las vitaminas que necesita el metabolismo para su correcto funcionamiento:
Ácido fólico. Las verduras verdes, el brécol, los guisantes, los cereales y los frutos secos contienen grandes cantidades. B1. Está presente en la levadura, huevos, frutos secos y legumbres. B3. Está en el pan integral, arroz integral, hígado de ternera y setas. B6. Las sardinas y los boquerones son ricos en vitamina B3, pero también el pollo, atún, nueces y plátano. B12. La encontrarás en las almejas, pescado azul y alimentos de origen animal.
Puedes hacer más de lo que crees para pisar al máximo el acelerador de tu metabolismo:

- Hacer deporte.
No hay nada más eficaz que hacer ejercicio 4-5 días a la semana.

- Evita alimentos ricos en grasas saturadas, que disminuyen la sensación de estar saciado y te hacen comer más. Potencia en tu dieta los hidratos de carbono y las proteínas.
Los alimentos pobres en grasa queman más calorías que los ricos en grasas.

- No te saltes el desayuno.
Por la mañana el cuerpo está preparado para recibir el alimento y gastar energía. Si no desayunas para adelgazar, te equivocas.

- …ni ninguna de las cinco comidas.
La digestión quema calorías por lo que comer a menudo ayuda a tener un gasto energético constante.

- Mastica bien.
Comer despacio permite que se activen los mecanismos saciantes.

- No te pases con el café.
La cafeína puede ser un acelerador del metabolismo, pero no es la panacea. Tu cuerpo se adapta a su ingestión y para lograr el mismo efecto cada vez necesitas tomar más.

- No confíes en las dietas hipocalóricas.
A corto plazo funcionan para adelgazar, pero pasado un tiempo el metabolismo se acostumbra a trabajar en modo ahorro y como le ha ido llegando poca energía a través de la comida, le cuesta más quemar las calorías.
http://www.revistairisnatura.com/Revista/revista80s/0524f99b570e94508/index.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada